Cambiar habitos tambien ayuda a perder peso

Cambiar habitos tambien ayuda a perder peso

«Ejercicios para adelgazar» y «Dietas para adelgazar«, son las frases más recurrentes en nuestra mente  a la hora de buscar alternativas  para perder peso, pero romper con la rutina sedentaria o cambiar ciertos hábitos,   nos ayudaría a mantener el cuerpo en actividad. Sobre todo si quieres que la perdida de peso sea algo que perdure en el tiempo, y no se trasforme en un impulso sin trascendencia.  Solo tienes que partir por dejar atrás la vida sedentaria, por una, un poco mas activa, para así poder ir incorporando poco a poco rutinas de ejercicio a tu cotidianidad, las cuales no tienen porque ser un sacrificio, sino más bien parte de tu sistema de vida.

Cambiar habitos tambien ayuda a perder peso

La actualidad y la evolución  lamentablemente nos han dirigido a una vida muy inmóvil, pero también muy cómoda, tan cómoda que solo con apretar botones y mas botones, tenemos todo resuelto, lo que por lógica hace que ya nada requiera de gran esfuerzo físico.

Analiza los siguientes cambios de hábitos y veras que si podrán ayudarte a perder peso, o simplemente a evitar que lo aumentes:

  • Caminar mínimo 30 minutos diarios.
  • Si las distancias son cortas evitar el uso del automóvil, autobús, taxi, etc.
  • Cambiar el ascensor por las escaleras.
  • No saltarse ninguna hora de comida, cuatro comidas diarias es lo normal.
  • No comer entre las horas de comida.
  • Consumir agua, mínimo 2  litros diarios.
  • Comer lento, produce rápida sensación de saciedad
  • Masticar lo que más puedas, los alimentos sólidos.
  • Incorporar el consumo de frutas y verduras, esto ayuda en la digestión.
  • No acostarse al instante de haber comido, ya que en posición horizontal  dificulta el proceso normal de digestión y retarda el metabolismo lo que provoca mayor absorción de nutrientes.
  • No comer viendo televisión, esto hace que pierdas la noción de la cantidad que comes.
  • No repetirse. Comer solo la porción adecuada.
  • No comer tarde y procurar que la ultima comida sea liviana e incorpore frutas o verduras.

Controlarse el peso habitualmente, ayuda a que tengas mayor control en la variación de peso y no llegues a situaciones complicadas.

Estos son sencillos cambios que se pueden realizar sin gran incidencia en la rutina diaria de cualquier persona. Desde cualquier punto de vista, no pueden generar mas que beneficios, además pueden ser tomados como el primer paso a la hora de querer iniciar cualquier tipo de dieta para adelgazar, ya que no implican el dejar de comer todo lo que nos gusta o empezar con rutinas de ejercicios extremos para obtener resultados inmediatos, sino mas bien son cambios para tener una mejor calidad de vida, con resultados duraderos para nuestra salud y apariencia física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba